Conoce nuestra estrella

Aldebarán es la estrella más brillante de Taurus y representa el ojo del toro celeste. En sí mismo Taurus representa a un gran toro que defiende del gigante Orión, cuyo escudo asoma en la parte inferior del mapa estelar a las Pléyades, el cúmulo de astros situado en la parte superior. También hay quien entiende que Taurus representa en realidad a Júpiter disfrazado, para el rapto de Europa.

El nombre de la estrella viene de su nombre árabe Al Dabaran (El Perseguidor) o quizás de Na’ir al Dabaran (La más brillante del Perseguidor), nombre que se deriva de que Aldebarán sigue a las Pléyades en el movimiento diurno celeste. Ha sido considerada una estrella importante desde tiempos remotos. Para los babilonios era I-ku-u (La Estrella que conduce a las estrellas). Para los persas ya era Paha (El Perseguidor). Para los romanos se llamaba Palilicium, para conmemorar las Palililia, fiestas en honor del dios de los pastores y de la fundación de Roma. Es posible que Aldebarán sea también citada en la Biblia con el nombre de Kimah.


Estrella Aldebaran

Desde el punto de vista físico, Aldebarán es la 13ª estrella por orden de brillo y se le atribuye una magnitud de 0,86. (superior a la magnitud 1). Su color anaranjado se debe a que se trata de un astro en el proceso final de su vida. Se está expandiendo poco a poco en la llamada fase de gigante roja. En la actualidad presenta un diámetro 40 veces mayor que el del Sol y su luminosidad es unas 125 veces superior que la de éste. Pensemos que Aldebarán está a 68 años luz, distancia a la que el Sol sería una estrella muy difícil de percibir a simple vista. Como muchas otras estrellas en fase agónica, el brillo de Aldebarán no es del todo constante, variando entre las magnitudes 0,78 y 0,93, diferencia demasiado pequeña para ser notada a simple vista, pero bastante notable para los modernos fotómetros. Entendamos que estas variaciones suponen cambios de más de un 10% en la emisión de energía. Si nuestro Sol se comportara del mismo modo, la vida en la Tierra sería muy difícil.

Estrella Aldebaran

El resto de la cabeza del Toro es un auténtico cúmulo estelar, las Hyades, formado por estrellas relativamente próximas entre sí. Sin embargo, Aldebarán no forma parte real del grupo, que está aproximadamente al doble de distancia que nuestra gran estrella roja. Como Aldebarán no es una estrella demasiado lejana, ha sido posible medir su desplazamiento respecto a las demás estrellas, a razón de 7’ (un cuarto de Luna) cada 2000 años. Si observamos Taurus dentro de unos 10.000 años (¡quien pudiera!), Aldebarán ya no será el ojo del toro.



Para saber más sobre el cielo puedes leer:

  • Astronomía (José Luis Comellas)
  • Guía de las estrellas y de los planetas (Ridpath-Tirion)
  • Historia del Universo (Isaac Asimov)
  • Burham celestial handbook (R. Burham)

O bien consultar las direcciones de Internet:

©2022 IES Aldebarán. All Rights Reserved. Designed By Disercom, S.A.

Search